Pablo Calandria y su adiós al fútbol.

El triunfo en la despedida del torneo para los rancagüinos marcó el retiro de la actividad de Pablo Calandria, quién con 79 goles a su haber con la camiseta  celeste se despidió de la actividad ante una fiel hinchada que en un número cercano a las 8.000 personas se acercaron hasta el Estadio el Teniente  y brindaron el último aplauso al ariete trasandino que llegara en el 2013 a vestir la divisa celeste y lo despide como el cuarto goleador histórico del cuadro rancagüino, obtuvo dos títulos con el cuadro celeste, el torneo apertura del 2013 y la supercopa del 2014, también participó en una Copa Libertadores y dos Copas Sudamericanas.

Pablo Ignacio Calandria, nació en Ituzaingò provincia de Buenos Aires el 15 de marzo de 1982, posee pasaportes de  Argentina, Italia y Chile, jugó en Huracán de Argentina, para ya a partir del año 1999 comenzar su peregrinar por el mundo deportivo, pasó a Francia, donde jugó en: Olympique de Marsella,  Racing Club de Lens, desde ahí pasa a España donde jugó en Málaga, Leganés Sporting de Gijón, Hércules y Albacete, desde donde retorna a su natal Argentina y juega por Gimnasia y Esgrima de Jujuy y Atlético Tucumán, desde donde pasa a Chile para jugar en Santiago Morning, Universidad Católica, Santiago Wanderers y O’Higgins, en su carrera disputó 498 partidos y convirtió 179 goles.

Un adiós al fútbol de un hombre que siempre supo ser cordial y atento con sus compañeros, rivales, hinchas y periodistas.

 Pablo Calandria, mucha suerte en las tareas que de hoy en más puedas emprender.

/Por Guido Mateluna Martínez

,